La hierba de cebada (los germinados, energía vital concentrada)

Cuando hablamos de alimentos verdes hacemos referencia a un grupo de alimentos que incluye hierbas, verduras, algas, etc. Sin embargo en este caso, nos referimos a los cereales jóvenes, en particular a la hierba de cebada.

La hierba de cebada posee una composición similar a la de verduras de hoja verde, con la ventaja de que ésta contiene una mayor densidad de nutrientes. Para hacernos una idea, una pequeña cantidad de hierba de cebada en polvo (30g) contiene la cantidad de hierro necesaria para apoyar la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno por todo el organismo.

 

La importancia de que sea verde

Verde no solo hace alusión al color, también a la etapa de crecimiento en la que se encuentra la planta. Se han de cortar los brotes verdes de la planta de cebada para beneficiarse de tal riqueza nutritiva ya que en esa fase es cuando la planta rebosa de minerales como el calcio, el magnesio, el hierro y el zinc. Además de vitamina E y proteínas, entre otros. La obtención temprana de la hierba de cebada se hace en particular porque está más cerca de las verduras que de los granos en cuanto a su composición.

el-poder-de-los-alimentos-verdes-cebada-verde-planet-organic

“La mayor riqueza nutritiva está en los brotes verdes justo después de la germinación de la planta”

La hierba de cebada posee un excelente perfil nutricional

Este excelente perfil nutricional resultará muy útil en varios aspectos a diferentes niveles del organismo, por lo que vamos a desglosarlo para poder explicarlo de una mejor manera.

 

1. Vitamina C

La hierba de cebada es rica en vitamina C, antioxidantes y minerales, lo que contribuirá a un buen cuidado de la piel, neutralizando los radicales libres que envejecen nuestros tejidos día a día. La vitamina C junto a la clorofila mantendrán el organismo libre de metales pesados y pesticidas, gracias a su función depurativa.

 

2. Zinc

El zinc contribuye a un normal funcionamiento del sistema inmunitario, además participa en la creación de nuevas células, lo que favorecerá a su vez la aparición de nuevos tejidos, siendo este un aspecto muy importante en procesos curativos o de reparación de tejidos que sufren estrés como pudiera ser el caso de los deportistas.

 

3. Vitamina B1: (Tiamina) y VIT B3 (Niacina). 

Estas dos vitaminas favorecen el crecimiento del cabello. Además el perfil nutricional de la hierba de cebada, rica en carbohidratos y proteínas, contribuirá a una correcta aportación de nutrientes a nivel del folículo piloso, haciendo que aparezcan nuevos cabellos y más fuertes. Por otra parte, la alta concentración de clorofila de este producto contribuirá a dicho proceso de manera indirecta. La clorofila interviene el el proceso de creación de los glóbulos rojos. A su vez, los glóbulos rojos son los encargados del transporte del oxígeno por el organismo, por lo que favorecerán la oxigenación del folículo piloso. De esta forma, el cabello recibirá los nutrientes de una manera adecuada, creando el ambiente idóneo para que haya crecimiento.

 

4. Fibra soluble e insoluble

La fibra insoluble ayuda a prevenir el estreñimiento al incrementar el peso de las heces y al aumentar la velocidad de tránsito intestinal. Este efecto se verá aumentado si el consumo de fibra se acompaña de una mayor ingesta de agua.

Cuando la fibra soluble llega al intestino grueso, ésta fermenta por acción de las bacterias intestinales, produciendo ácidos grasos de cadena corta, los cuales son una fuente importante de energía para las células del colon y pueden inhibir el crecimiento y la proliferación de las células cancerígenas en el intestino; además estos ácidos grasos inhibirán la síntesis de colesterol hepático. Al mejorar la función intestinal, la fibra alimentaria puede reducir el riesgo de enfermedades y trastornos, tales como la enfermedad diverticular (bolsas o sacos que se forman en la mucosa del colon) o las hemorroides y puede tener un efecto protector frente al cáncer de colon.

Además la fibra ayudará al control de la obesidad, ya que posee un efecto saciante por su lenta digestión y su capacidad de absorción de agua que nos aportarán esa sensación de plenitud después de las comidas.

el-poder-de-los-alimentos-verdes-cebada-verde-planet-organic

Control sobre el colesterol

Cuando la fibra soluble absorbe agua, forma un gel que se une en el tracto digestivo a lo ácidos biliares, responsables de la absorción del colesterol, haciendo que se eliminen los mismos mediante las heces, disminuyendo así la absorción de este elemento. A esto debemos sumar el efecto de los ácidos grasos de cadena corta y su función inhibitoria de síntesis de colesterol en el hígado.

Control de la glucemia:

  • En el intestino delgado, forma una solución tipo gel, que absorbe parte de los hidratos de carbono ingeridos y disminuye la disponibilidad de la absorción de glucosa.
  • En el intestino grueso, los ácidos grasos de cadena corta pueden mejorar la resistencia a la insulina en diabetes, favoreciendo el control de la glucemia.

Calcio y fósforo:

El contenido de fósforo que posee la hierba de cebada garantiza buena ósea. La hierba de cebada contiene una cantidad 10 veces superior al calcio de la leche, es decir, necesitaremos mucha menor cantidad de hierba de cebada que de leche para cubrir nuestras necesidades básicas diarias. El Calcio junto con el fósforo poseen un papel fundamental en la protección de nuestro sistema óseo.

Cómo consumirla y dónde encontrarla:

Consigue tu polvo de hierba de cebada y añádelo a batidos de frutas, zumos o lácteos; o simplemente junto a un vaso de agua. En nuestro restaurante puedes encontrar platos muy ricos e inspiración para tus recetas.